Coaching

¿Es posible que lleguemos al limite del sufrimiento?

¿Es posible que lleguemos al limite del sufrimiento? ¿Qué en algún momento ya no se sufra más?

En mi experiencia con el sufrimiento, algo que yo elegía cada día por supuesto, era lo habitual. Creo que para muchos es lo habitual. Incluso cuando vemos a alguien totalmente feliz entramos en dudas y pensamos que algo anda mal, que eso que vemos es falso.

 

 

Al menos una cosa debe estar mal con esa persona y lo que verdaderamente no sabemos es que puede que todas estén mal. A lo mejor  le echaron del trabajo, está enfermo o tiene muchas deudas.

Aún así nos parece un insulto que una persona con tantas situaciones “desfavorables” en su vida realmente pueda sentirse feliz y pleno, caso contrario al nuestro que aparentemente llevamos un vida muy estable y con todo lo que necesitamos y; sin embargo existen aspectos que nos hacen sentir vacías e incompletas.

Es que acaso son inmunes o insensibles porque se ha muerto su padre y no han llorado ni un momento y más bien emana bienestar cuando debería estar derrumbado.

Cuando llegue al límite de mi sufrimiento me di cuenta que yo lo elegía todo el tiempo.

Estaba acostumbrada. Si salía con más personas también éstas personas agonizaban por algo, escondían su parte oscura, hacían de cualquier situación su sufrimiento, en ese justo momento percibí que era un mal común. Estamos enfermos pensé, vivimos enfermos, nos criaron enfermos. Pensar que el bienestar tiene que ver con tener todo resuelto es algo muy descabellado.

La felicidad es como el sufrimiento, es una decisión, es una organización en tu casa interna que, aunque vinieran mil tormentas, tu casa se mantendría intacta.

Tiene que ver con cuanto la has cuidado, limpiado, aceptado. Con qué has colocado allí.

Por eso si sufres, te entiendo, si existe algo en tu vida que no encaja  porque nada puede ser perfecto ya te digo que esa es tu decisión. Tú lo estas eligiendo. Porque siempre que elijas volver a tu casa interna estarás en tu centro y cada situación será distinta, las entenderás, las aceptarás y encontrarás las oportunidades. En todo eso estarás tomando decisiones.

CÓMO DEJAR DE SUFRIR

Apártate de la queja y empieza a ser responsable de lo que sientes, asúmelo y acéptalo. Deja de culpar a los demás. No puedes controlar lo que fuera de ti sucede, solo lo que pasa en ti.

Cuida de tu energía, si sientes que tú alrededor no colabora con tu proceso de alejarte del sufrimiento porque te bombardean constantemente con los suyos, decide apartarte por un tiempo hasta que puedas limpiarte de todo eso, busca gente que te apoye en tu proceso.

Refúgiate es aquellas actividades que amas, esas razones que te dan libertad y alegría. Tenlas aún más cerca de ti.

Empieza tu viaje de autoconocimiento, necesitas conocer cada detalle de ti y del porqué sufres para dejar de elegir, la sinceridad con uno mismo es importante, empiezas a aceptarlo todo de ti, la luz y la sombra para poder ir integrándolo todo.

SÍGUEME EN INSTAGRAM

@lavidaconesme

Únete a otros 188 suscriptores

También puede gustarte...

0 Comentarios

  1. […] También podría interesarte: Llegué al Límite de Mi Sufrimiento […]

Deja un comentario