Coaching

Cuando vayas por tus Sueños|Hazte esta pregunta

Algo que podemos vivir casi todas cuando vamos por nuestro sueños es creer que tal vez no somos lo suficientemente capaces para llegar a ellos. Si somos buenas o simplemente una estafa. Si es tu caso, créeme no eres la única que se ha sentido así. Tal vez en algunos momentos te han surgido las siguientes dudas con respecto a ellos.

¿Será que lo estás haciendo bien? ¿Estaré dando lo mejor de mi?

¿Será ese el camino correcto?

La verdad es que no sé, no sé si lo estés haciendo bien o mal. Lo único que sí sé es que si lo estás haciendo es porque lo amas ese el paso principal para convertirte cada día en la mejor. Los retos son las piedras que utilizas para construir o para detenerte y debes de saber que siempre en esa conquista estarán presentes.

Cuando Vayas por tus sueños y se Presenten los retos Pregúntate cuánto lo Amas…

 

Cuando estés a punto de sabotearte y mandar todo a la mierda, recuerda cuánto te hace disfrutar aquello que haces. No te enfoques en pensar que hay algún lugar al cuál rápidamente debas llegar. En esos momentos lo ideal es tomarnos una pausa para recordar nuestro para qué de lo que hacemos.

Si te está gustando esta publicación te recomiendo ver este vídeo: Críticos Constructivos

Si tus sueños alimentan tu ser, no te detengas en cosas nimias como un pensamiento que busca sabotearte o porque algo no funcionó. Siempre tendrás la oportunidad cambiar tus estrategias lo que no te debes permitir es cambiar el norte.

Entonces te pregunto, ¿cuánto lo amas? si respondiste con toda tu alma lo siguiente sería responder a ¿lo vas a dejar por un simple reto o circunstancia?

Quiero que repitas siempre esto: CUANDO VAYA POR MIS SUEÑOS Y SE PRESENTEN LOS RETOS ME PREGUNTARÉ CUÁNTO LO AMO.

Créeme es la pregunta más importante que te podrás hacer cada vez  vengan tus miedos a escena, porque recordarás en ese preciso momento de lo que es verdaderamente importante de tu PROPÓSITO.

¡Si te ha gustado comparte con tus compis!

También puede gustarte...

Deja un comentario