incomodidad
Coaching

“Incomodidad” lo que nos hace crecer.

Resulta interesante que la mayoría del tiempo nosotras tomamos vacaciones para irnos a un viaje, salir con la pareja, familia o amigos, resolver asuntos personales, del hogar y demás cosas. Muy pocas veces, me atrevería apostar que casi nunca, disponemos de un tiempo para estar en nosotras mismas. Sí, estar en nosotras. No únicamente, con el propósito de quizás hacer una dieta o ejercicios, ir a un spa, cosas que están muy bien. Sino de sentir la incomodidad, esa que nos hace crecer y que siempre buscamos evitar.

incomodidad

Si vemos todo desde otro panorama podemos contemplar que todo lo que hacemos está fuera de nosotras, cuando estamos trabajando dedicamos tiempo a ello, cuando estamos en casa dedicamos tiempo a la misma y a nuestra familia. Todo el tiempo lo dedicamos a cosas externas.

Imaginemos que por unos días en los que estamos de vacaciones nos encontramos solas, sin ningún tipo de actividad, distracción o diligencia que hacer, solas en nuestra habitación, sin internet o televisión. ¿Cómo viviríamos esos días? ¿Podríamos resistir sin nada qué hacer? De lo que no tengo duda es de la incomodidad que vas a empezar a sentir. Es una locura que estemos tan absortas de nosotras que la soledad y el hacer nada nos perturba tanto; pues nada más y nada menos que por la razón de que estaremos viéndonos, sin escape alguno.

Te podría interesar: ¿En el Punto de Quiebre?

Tendremos que atender aquello en lo que no habíamos querido reparar o que dejamos pasar por el ajetreo del día a día, emociones reprimidas, miedos e inseguridades. Créeme es una incomodidad que te permitirá aunque no lo percibas en el momento,  poder ver cada detalle que no te dispusiste en determinado momento y con ello la soledad no sólo te invita a verlo sino que también a dejarlo ir y sanar.

incomoda

Por eso aquí te revelo 5 consejos que me han servido a mi para que sepas como manejar la incomodidad en ese instante en que decidas o no tengas otra opción que encontrarte contigo misma:

  1. Escucha lo que te está diciendo esa incomodidad, sí, sé que a veces resulta doloroso pero mientras más te resistas más va a doler y lo llevarás contigo.
  2. No escapes si eso está ahí contigo, dale la bienvenida, algo que me resulta muy liberador es escribir lo que estoy sintiendo en ese justo momento.
  3. Medita y haz ejercicios no es cuestión de abandonarte al abismo pero estar en conexión contigo y tu cuerpo te permitirá liberar tensiones o angustias que puedan estar escondidas hace tiempo.
  4. Esto pasará en cuanto más rápido te dediques a ver las emociones que tenias ahí sin resolver, sin llorar, sin sentir, sin darte la honestidad suficiente a lo que estaba ocurriendo, recuerda que luego de vivirlo, todo esto pasará.
  5. No es cuestión de no sentir siempre repito esto, permitámonos ese espacio de tiempo para sentir, para reparar, para sanar porque todo esto está para que evolucionemos y mientras más lo evitamos más doloroso se hace.

Recuerda que en todo momento de incomodidad que pasamos es porque luego de ahí vendremos con nuestra luz radiante y  más fuerte.

También puede gustarte...

0 Comentarios

Deja un comentario