Autoestima

Ni un Concepto, Ni un Limite…

Parece que hemos invertido mucho tiempo en un juego, un juego de clasificación, de definirnos. Hoy me conoces y podrías decir de mí tantas cosas, tantas según lo que eres, puedes decir que soy risueña, alegre o amorosa. Existe otro que más bien me calificaría de amargada, mal hablada, rara, pedante, según lo que él mismo podría ser.

Te encasillo al momento de compartir algunas palabras contigo, puedo tildarte de ingenioso, comunicador, romántico. Es mi sorpresa cuando sale tu estupidez y me doy cuenta que de todo lo que vi, faltaba por ver. Y pues claro, te limité.

person holding dried plant
Photo by isaque junior on Pexels.com

Estúpido es pensar qué eres y qué no eres, qué tienes o qué no tienes, qué deberías ser o no ser, como si habláramos de entes finitos. Mas dentro nuestro existe un mundillo lleno de universos distintos. Donde la odiosa del café resulta que es la más dulce cuando conversa de cosas sencillas o donde aquel que parecía un tremendo idiota te puede mostrar un camino lleno de libros o creatividad.

Mas dentro nuestro existe un mundillo lleno de universos distintos. Donde la odiosa del café resulta que es la más dulce cuando conversa de cosas sencillas.

Esos universos donde te puedes encontrar con el blanco pero también con el negro. Y que de sabios es saber aprovecharlo todo, entenderlo todo, respetarlo todo.

También puede gustarte...

Deja un comentario