Coaching

¿Relaciones en Conflicto? #Cinco Consejos que te Ayudarán a llevar Mejores Relaciones.

Las relaciones en nuestras vidas son las fuerzas más potentes que existen ya que al relacionarnos elegimos nuestros maestros, aquellos que forjarán nuestro carácter y nos servirán de espejo. Es como dice un viejo refrán: –dime con quién andas y te diré quién eres–. No se trata de que seas idéntico al otro sino que al elegir a las personas con las que nos relacionamos estamos consciente o inconscientemente eligiendo desde lo que estamos vibrando.

Si bien es cierto que el libro El Secreto nos habla sobre la ley de atracción, se queda  todavía en lo superficial porque no nos explica que mas allá de atraer lo que deseamos (parte consciente) realmente atraemos aquello que somos (parte inconsciente). Es como vibramos, lo que sentimos, lo que cree nuestro inconsciente que terminaremos atrayendo a nuestras vidas, entonces parte de ello serán esas personas que entran o salen de la misma.

Si de algo estoy segura y es que hemos venido a este mundo a relacionarnos y cuando hablo de relaciones no solo me refiero a la de pareja. Desde que nacemos nos estamos relacionando, nos relacionamos con nuestros padres, amigos, compañeros y más personas en nuestro día a día. Con nuestros padres o familiares no es algo que podamos elegir, pero podemos mejorar nuestras relaciones con ellos.

woman standing on road
Photo by Pedro Sandrini on Pexels.com

Todas nuestras relaciones pueden mejorar o cambiar de dinámica, solo si nosotros cambiamos. Y aquellas relaciones que a partir de tu cambio terminen por romperse, era porque así lo necesitaban.

Como te explicaba en el articulo ¿Por qué atraigo Personas que me generan tantos #Conflictos? 

Ya basta de ver afuera lo que realmente existe dentro, ya basta de endosar responsabilidad a los otros. Si existe una persona o peor aun varias personas que supuestamente tú son conflictivas, cuidado si el del conflicto realmente eres tú. Que es lo más probable porque sino fuera así no pudieras ver conflicto fuera. Empieza a hacerte cargo.

Ya basta de ver afuera lo que realmente existe dentro, ya basta de endosar responsabilidad a los otros.

Estos cinco consejos los he sacado de mi propia experiencia al darme cuenta que si yo creía que todo el mundo debía cambiar porque según yo estaban mal, la única que verdaderamente debía hacerlo era yo. Este es el balde de agua fría que tienes que darte para empezar de una vez por todas a relacionarte desde un lugar auténtico y sobretodo saludable. ¡VERTE A TI MISMO!

Aquí te van:

#Cinco Consejos que te Ayudarán a llevar Mejores Relaciones.

  1. Hazte cargo: como te dije mas arriba, sé lo suficientemente honesto contigo para reconocer quién eres, cómo te comportas en tus relaciones, qué das y qué no, deja de ser víctima y empieza a tomar el control sobre ti mismo. Reconoce tu oscuridad, sí eres egoísta, si envidias, si criticas. Identifica tu falta de amor hacía ti mismo. Observa cómo te hablas, qué tanto demandas de otros. Observarnos NO PARA HACER JUICIOS sino que mas bien para saber identificarnos y hacer un proceso de honestidad y poder ser amables con nosotros es el inicio de ese nuevo cambio que queremos en nuestras relaciones. El fin de esta identificación es poder trascender poco a poco cada una de estas sombras o aprender a gestionarlas.
  2. Escribe y lee: a lo mejor te parecerá muy raro que te sugiera esto, pero hemos olvidado la importancia que produce estos dos hábitos, cuando leemos se incrementa nuestra mente, no es cuestión de acumulación es cuestión de apertura, de manejar conceptos, y de desarrollarnos. Leer y conjuntamente escribir, es una de las mejores terapias que podemos recibir. Al escribir puedes darte cuenta de cosas que antes no veías, de identificar conductas internas, y lo mejor de todo de ponerles un nombre a aquella emoción o sentimiento.
  3. Escúchate:   Uno de los errores más comunes que cometemos siempre en muchos aspectos de nuestras vidas es el de no escucharnos, de escuchar esa voz intuitiva dentro nuestro que nos dice que algo no anda bien, que por ahí no es el camino, que esta no es la persona. Si escucháramos a menudo esta voz podríamos llegar a ahorramos muchos malestares. Insistir con relaciones que ya no van más es una idea obstinada de nuestro inconsciente que se configurado en el muy fuertemente el concepto de para siempre no hay nada de malo que las relaciones no continúen, si no lo hacen es porque era el tiempo que necesitábamos. 
  4. Los Limites son tus Aliados:  Partiendo del primer consejo, después de reconocerte, reconocer tu oscuridad, aprender a quererlas y a trascenderlas, tendrás que hacerte aliado de los limites, es más sabrás a partir de este primer punto a poner limites en tus relaciones, es por ello en que insisto en que aprendamos a conocernos qué queremos y qué no, para saber expornelo ante otros.
  5. Acepta el adiós:   A lo mejor algunas relaciones cambiarán de dinámica cuando asumas lo que hay y no hay en ti, cuando te hagas responsable de que el otro no es el culpable de tu sufrimiento, cuando reconozcas al envidioso que vive en ti o la dependencia que tienes de los demás. Mas es posible que algunas a medida que cambies se alejen de ti. ¿Sabes esto por qué? porque has cortado con lo que los unía por ejemplo la co-dependencia, la queja, entonces para que este tipo de situaciones o dinámicas dentro de una relación se dé se necesitan dos, y eventualmente algunos no podrán evolucionar contigo y se terminarán por ir. Como dije antes esto es lo que ambos han de necesitar.

Una relación necesita de dos personas, una dinámica dentro de la relación también, para que exista un maltratador debe existir quien necesita ser víctima. Cuando esta dinámica por alguna de las partes se destruye, la otra persona o cambia contigo o simplemente se va o le cortas definitivamente, para ambos poder evolucionar en otra parte. Y esto sencillamente es lo mejor para ambos, tanto como para el maltratador que quizá de forma abrupta tenga que hacerse cargo de lo que es, como la víctima que dijo ya no mas y empezó a hacerse cargo también. En ese momento ambos trascienden.

También puede gustarte...

Deja un comentario