Autoestima

Rara, así me decía él… Y como yo muchas más.

Él decía que era rara porque amaba el silencio, rara porque mis días no dependían de sus mensajes para continuar. Me llamaba rara porque me comía los libros y no veía la televisión. Él pensaba que yo era la más desquiciada del mundo porque la soledad era mi mejor amiga. Rara, así me decía él. Porque no iba tras él a cada instante. Loca porque no necesitaba de su salvación.

Él se sonreía al ver que iba por el mundo trazando mi propio camino, creía que estaba algo loca. Loca porque bailaba a mi ritmo, porque no encajaba en la sociedad, solo encajaba en mi propia mente. Esa mujer que se vuelve algo difícil de encontrar, pero la verdad es que no. Hay muchas más como yo.

Él me llamaba rara por no necesitarle, por quererle y nada más. Rara porque si él se iba yo solo lloraría un día y al siguiente continuaría por mi camino sin detenerme. Me decía hippie algunas veces, las veces que me veía siendo lo que yo quería ser, independientemente de lo que otros dijeran de mí.

Era rara, así me decía él. Porque tenia ideas propias, porque buscaba mi propósito y eso podía incluirlo o no. Era así según él porque me apartaba del bullicio, de las conversaciones superfluas y carentes de sustancia. Rara porque mi misión no era él, mi misión era yo. Yo para con el mundo.

Hay muchas raras como yo bailando por ahí con su propia música, raras que disfrutan de sí mismas. Aquellas que no se les olvida su vida porque alguien a llegado para compartirla. Esas que no dejan de vivir porque el otro decida marcharse. De las que besan con intensidad y sin arrepentimientos; de esas hay muchas por ahí y cuando se encuentran se reconocen.

Ellas lo saben, son raras porque no importa que alguien las entienda si ellas logran entenderse a sí mismas.

También puede gustarte...

2 Comentarios

  1. Muy lindo , la gente llama raro a lo que no entiende y a lo que gustaría controlar , en mi caso no me llamaron raro sino loco ajajjajaja. Me gustó

    1. Por un mundo con mas gente rara y loca!!

Deja un comentario