Recomendaciones

¡Debes PARARTE de la Cama!

Tú y yo, todas llegamos a este mundo a cumplir un propósito, una misión. Algo que dé sentido a nuestra vida. Pero eso sí, no todas lo cumplen. No todas están dispuestas a brillar. A dejar una huella. ¿Y eso por qué? porque debes PARARTE de la cama, sí, así mismo.

Estamos tan dormidas aunque caminemos. Aunque vayamos a nuestros trabajos estamos la mayoría en la cama todavía, soñolientas, bobas, cansadas, quejumbrosas.

pararte de la cama

Esa cama llamada queja, culpa, pereza, dejadez. Esa cama nos impide dar los pasos porque preferimos estar en ella. Cómodas aunque infelices, incapaces de pagar el precio que tiene el logro de nuestros sueños. No queremos pagar el precio de acostarnos tarde, de leer, de atrevernos, encontrar nuestro potencial, aprender o desaprender.

Esa cama que nos mantiene ancladas a los mismos pensamientos, a quienes nos rodean con las mismas creencias que nosotras, pero en la cama al final solo estas tú por tu propia decisión, por temor a pagar el alto precio del éxito.

Pagar el precio es lo que separa a uno de otros, quien sale de su cama mental es quien aguanta. Es la que sabe que vale la pena despertar porque la vida es mejor vivirla con pasión que con lagañas en los ojos.

Es aquella que está dispuesta a servir, a dar lo mejor de sí misma, es quien sabe que puede caer pero que volverá a levantarse y con mas fuerza. Sabe que no será fácil pero para ella es como un juego donde subir al siguiente nivel requiere de obstáculos que han de superarse con valentía.

Pero tú decides. Tú decides si pararte de la cama y ser la heroína de tu vida. La decisión es solamente tuya y tu responsabilidad de hacer algo o no. Tú propósito está en tus manos, no en tu cama. Anda, mueve ese culo que pa’ luego es tarde, encuéntrate, arranca, inicia, equivócate pero haz algo.

adios

También puede gustarte...

Deja un comentario