Otros Artículos

¡No Eres una Víctima! Todo tiene un PARA QUÉ

A veces vemos las situaciones que nos suceden en la vida como injustas. Creemos que solo nos pasa a nosotras, que tenemos mala suerte o que simplemente la vida la agarró en tu contra. Pero la verdad es que no eres una víctima pues al final todo tiene su para qué aunque no lo veamos en el momento.

victima

Hay un lado de nosotras que se siente bien ahí. En coaching lo identificamos rápido, la VOZ DEL EGO que nos cuenta: ¡Pobrecita tú! Solo te suceden cosas malas, los demás se aprovechan de ti. Nadie te ayuda, todos te engañan, te mienten y abusan de tu bondad.

¡Sé lo que se siente, he estado ahí!

Pero más allá de vernos como las víctimas, porque realmente no lo somos, aunque sea más fácil esa posición. Asumir la parte de responsabilidad que me toca ante alguna situación; la verdad es la siguiente, las cosas no te “suceden”, “la vida no está en contra de ti”, aunque reconocerlo te duela. La única que puede estar en contra de ti, eres tú misma. Todo lo que nos pasa, todo, está detrás de un pensamiento nuestro que no hemos observado y el cual estamos proyectando ahí afuera.

no eres victima

Ejemplo: Alguien me roba, la pregunta no es por qué me roba. La pregunta importante es, ¿en qué me estoy robando yo? Ahí es donde las cosas cambian. No estamos exentas a que en la vida nos sucedan ciertas cosas que por supuesto nos marcan y nos duelen. Pero nosotras somos las responsables de qué elegimos hacer con aquellas situaciones.

Ahí es que asumes tu cuota de responsabilidad, ahí te vuelves más presente y observadora. Es ahí donde puedes encontrar el para qué de la situación, sobre todo para trabajar en la aceptación de dichas situaciones.

Busca el PARA QUÉ más que el POR QUÉ desde ahí es más probable que llegues a algo. No eres víctima. Todo viene para mostrarte, enseñarte, hacerte consciente.

También puede gustarte...

Deja un comentario