antes de que el amor nos duela
Amor

Antes de que el amor nos duela

Antes de que el amor nos duela, me voy. Prefiero eso, irme antes de dañarte, por el amor que te tengo, por el amor que te tuve. Prefiero marcharme por aquella vez que te prometí que nunca te haría llorar a menos que fuera de risa, pero si las risas ya no están es porque el dolor te ha habitado.


Busco la caja para meter el orgullo que tanto te señala, aunque a veces no lo quiera yo. Recojo los recuerdos del sofá, de aquellos días donde nos contábamos nuestras cosas. La mudanza no es por falta de amor, todo lo contrario, necesito despojarte de mis cargas porque no es justo que en una batalla de dos sólo pelee uno. Antes de que el amor nos duela, prefiero dejarte en las manos nuestros mejores recuerdos.


Mereces que te den todo lo bonito del amor y que te miren como si no hubiera nadie igual. Una amiga, unas notas cualquier día de la semana. Alguien que no quiera elevar sus estructuras prohibiéndote el paso. Te mereces masajitos en las manos después de un día duro de trabajo. Te mereces quien te haga mejor, quien vea de ti lo que no eres capaz de ver.

Antes de que el amor nos duela, te dejo en la alacena lo que queda pendiente, nuestros besos, y el chocolate que nos sobró aquel día.

También puede gustarte...

Deja un comentario